Feliz Navidad

Son tiempos donde tenemos que convivir día a día con noticias que no contribuyen a la felicidad.
Intentemos aparcarlas y disfrutemos de la Navidad.

Desde aquí os deseamos una muy feliz navidad. Y que el próximo año 2012 cumpla nuestras  expectativas.

El equipo de Prepararlaselectividad

Languedoc, Francia Reconstruida en la segunda mitad del siglo XI tras un incendio, la iglesia de San Pedro de Moissac recibirá su espléndida portada occidental ya en el siglo XII. Su decoración, centrada en el Apocalipsis se complementará con la de los capiteles del claustro. Distinguimos, en primer lugar, las partes de la portada: el tímpano, majestuoso, sostenido por un dintel decorado con rosetas que contienen el símbolo de la cruz; bajo él, en el centro, un parteluz con leones inscritos cuidadosamente en un esquema geométrico. En las jambas, adaptadas al espacio alargado, otras figuras sagradas. Las tres arquivoltas responden a un arco ligeramente apuntado y están decoradas con palmetas y otros motivos vegetales. El tímpano representa la característica Maiestas Domini inspirada en el Apocalipsis: Cristo triunfante rodeado por dos ángeles y los Tetramorfos. Unas líneas onduladas (el mar transparente) les separan de los veinticuatro ancianos, dispuestos en la parte inferior y en los dos laterales. Todos dirigen la vista a Cristo, y llevan instrumentos musicales y copas de perfumes, en representación de las alabanzas que le dirigen. La cara externa del parteluz presenta un bestiario: tres parejas de fantásticos leones, símbolo de la fortaleza, salvaguardan el acceso al templo, y lo convierten en una fortaleza de Dios. En los laterales, el profeta Jeremías (Antiguo Testamento) y San Pablo (Nuevo Testamento), estilizados por el marco en que se encuentran, cumplen el mismo papel. Los pilares que sostienen el dintel a izquierda y derecha concluyen en unas originales columnillas formadas por segmentos curvos. En los muros laterales, y distribuidos en frisos y arquerías, aparecen distintas escenas. A la derecha, la Anunciación, la Visitación, la Epifanía y la huida a Egipto. A la izquierda, la parábola de Lázaro y el rico Epulón, el infierno con el castigo de los vicios. Desde el punto de vista formal destaca sobre todo el arcaísmo del Pantocrátor: solemnidad deshumanizada, rigidez de los miembros, relieve plano (el volumen se sugiere mediante pliegues distribuidos en bandas), quizás debido a la utilización de un modelo o miniatura. Los ancianos, en cambio, presentan un tamaño mucho menor (perspectiva jerárquica), formas redondeadas, y un relieve muy pronunciado, que se une a gestos y actitudes expresivas que animan las figuras. De este modo se logra un efecto de contraste entre lo divino y lo humano. Las figuras de la parte inferior de la portada parecen ser posteriores. Son mucho más esbeltas y el juego de curvas y contracurvas les proporciona una animación nerviosa.

Copyright © 2016-2017 Selectividad All rights reserved.
This site is using the Multi Child-Theme, v2.2, on top of
the Parent-Theme Desk Mess Mirrored, v2.5, from BuyNowShop.com