los ciclos de la empresa

LOS CICLOS DE LA EMPRESA

La empresa realiza constantemente inversiones. La actividad empresarial comienza con la aportación por parte de uno o más socios de una cantidad de dinero con la cual se realizan diferentes inversiones. La empresa adquiere, por una parte, elementos de inmovilizado: instalaciones, maquinaria, muebles, etc. Y, por otra, elementos de circulante: materias primas y otros aprovisionamientos. Con estas inversiones y la contratación de mano de obra, la empresa comienza su actividad. Gracias a las funciones de producción y marketing que lleva a tér­mino, consigue fabricar y vender un producto. Cuando la empresa cobra el impor­te de las ventas, recupera el dinero. Este proceso se repite de manera continua­da durante toda la vida de la empresa, lo cual da lugar a dos ciclos: el ciclo largo y el ciclo corto.

EL CICLO LARGO

El ciclo largo de la empresa comienza con la captación de recursos dinerarios y su inmovilización en bienes de activo fijo: edificios, instalaciones, maquinaria, etc. Todos estos bienes se van desgastando con el paso del tiempo por el uso, la obsolescencia, etc.

La amortización anual se incorpora al coste del producto, lo que permite recupe­rar cada año una parte de la inversión. Cuando los bienes están totalmente amor­tizados, el fondo de amortización se utiliza para renovarlos, y esto da lugar a otro ciclo.

La duración del ciclo para cada elemento de inmovilizado es diferente, ya que no se puede prever la misma duración, por ejemplo, para un edificio que para una furgoneta. En los dos casos, sin embargo, se habla de ciclo largo, ya que su recupe­ración se produce después de varios ejercicios económicos.

La empresa recupera el dinero que ha inmovilizado en las inversiones a través de las amortizaciones. El importe de las amortizaciones forma parte del coste del producto; en el momento en que la empresa cobra el importe de las ventas, se produce esta recuperación.

Las inversiones en inmovilizado se pueden considerar como un input más dentro del proceso de producción, igual que la materia prima, la energía o la mano de obra; pero a diferencia de éstos, el importe de las inversiones en activo fijo se recupera a lo largo de varios ejercicios económicos.

EL CICLO CORTO

Al ciclo corto se le denomina también ciclo de explotación, ciclo comercial o ciclo dinero-mercadería-dinero. Este ciclo comienza con la inmovilización de recursos en la adquisición de materias primas y otros aprovisionamien­tos, continúa con la producción, comercialización y venta del producto y termina con el cobro de las facturas a clientes, que implica la recuperación del dinero invertido en la compra de bienes de circulante. A la duración media del ciclo de explota­ción se la denomina periodo medio de maduración.

PERIODO MEDIO DE MADURACIÓN

El periodo medio de maduración es el tiempo que generalmente tarda la empresa en recuperar el dinero que ha invertido en el proceso productivo; es decir, el número de días en que normalmente los elementos de circulante completan una vuelta o ciclo de explotación.

En el cálculo del periodo medio se diferencia entre periodo medio de maduración económico y periodo medio de maduración financiero.

-El periodo medio de maduración económico es el tiempo que por término medio tarda la empresa en vender su mercancía , ya sean mercaderías o productos terminados. Es por tanto el tiempo que dura todo el ciclo de explotación, desde que entran las materias primas o mercaderías en el almacén hasta que salen de la empresa mediante su venta.

– El periodo medio de maduración financiero es el tiempo que por término medio transcurre desde que la empresa paga a sus proveedores hasta que cobra de sus clientes las facturas; por tanto es el tiempo que una empresa se tiene que financiar. Este periodo no tiene por qué se positivo; de hecho en aquellas empresas que cobran a sus clientes al contado y pagan a sus proveedores a plazo será negativo, es decir, no se financian sino que utilizan el dinero de los clientes para hacer inversiones rentables hasta que llegue el momento de pagar a los proveedores.

SUBPERIODOS QUE FORMAN EL PERIODO MEDIO DE MADURACIÓN

Si consideramos una empresa de tipo industrial, podemos descomponer el perio­do medio de maduración en cinco subperiodos:

Periodo medio de aprovisionamiento. Representa el número de días que generalmente está en el almacén la materia prima a la espera de ser utilizada.

Periodo medio de fabricación: Es el número de días que normalmente se tarda en fabricar los productos.

Periodo medio de venta: Es el número de días que generalmente se tarda en vender los productos una vez fabricados.

Periodo medio de cobro: Es el número de días que generalmente se tarda en cobrar las facturas a los clientes.

Periodo medio de pago: Es el número de días que normalmente se tarda en pagar las facturas a los proveedores.

Si consideramos una empresa de tipo comercial:

Periodo medio de  aprovisionamiento o almacenamiento: Es el tiempo que las mercaderías están en el almacén de la empresa hasta que se venden. Este subperiodo es equivalente al de venta de una empresa industrial; la diferencia está en que una empresa industrial fabrica sus propios productos mientras que la empresa comercial compra el producto ya acabado.

Periodo medio de cobro: Es el tiempo que tarda la empresa en cobrar las facturas y las letras de clientes.

Periodo medio de pago: Es el tiempo que la empresa tarda en pagar a los proveedores.

Categories05