Contenidos para la preparación del examen de selectividad. El pase a la Universidad.


Cerca de 1000 temas desarrollados. El portal de referencia para el estudiante de bachillerato. Año 2 -











Preparar la selectividad pretende ser una herramienta que facilite al alumno de bachillerato la preparación de los exámenes de la selectividad. Exámenes que en buena parte dirigirán y enfocarán el futuro académico y profesional del alumno.


El acceso a la universidad comienza con la realización de estas pruebas. La necesidad de alcanzar una calificación que permita comenzar los estudios universitarios deseados, llena de una presión exagerada al estudiante.


Sería necesario por parte de los docentes inculcar al alumno que el examen de selectividad "no es nada del otro mundo" es una examen más, como muchos que se han hecho a lo largo del año. La única diferencia es que se realizan muchos exámenes en tres días. Pero el porcentaje de aprobados está ahí

lunes, 9 de abril de 2012

MÉTODOS DE SELECCIÓN Y VALORACIÓN DE INVERSIONES

Como hemos visto en Unidades anteriores, las decisiones empresariales las toma la dirección de la empresa. La dirección financiera es la encargada de valo­rar y seleccionar las inversiones más convenientes.
            Los recursos de que dispone la empresa son limitados, por eso no se pueden hacer todas las inversiones que se plantean, y se deben establecer criterios rigu­rosos para seleccionar una inversión entre las diferentes alternativas. Práctica­mente todos los criterios de valoración y selección de inversiones se basan en conseguir la máxima rentabilidad del dinero invertido.
            Podemos diferenciar dos métodos de selección de inversiones: el estático y el dinámico.
El método estático se basa en suponer que el valor del dinero es constante en el tiempo. Se trabaja como si el dinero que se cobra en diferentes momentos tuviera el mismo valor.
El razonamiento dinámico, por el contrario, tiene en cuenta el diferente valor que tiene el dinero según el momento en que se produce el flujo de caja (ya sea positivo o negativo).

MÉTODOS DE SELECCIÓN ESTÁTICOS

            Como hemos visto, estos métodos no tienen en cuenta el factor tiempo, por tan­to, los flujos de caja tienen el mismo valor aunque se hayan producido en dife­rentes momentos.
            El dinero tiene un valor diferente en el tiempo a causa del tipo de interés y de la inflación, es decir, no se puede comparar 1 000 € actuales con 1 000 € de hace un año. Por ello, estos métodos de selección de inversiones no se deberían utili­zar, ya que pueden conducir a decisiones equivocadas. En este apartado estu­diaremos uno de ellos, con el que se puede hacer una primera valoración y una selección previa de las diferentes alternativas que se presentan.

• Criterio del plazo de recuperación o pay-back (T)
El objetivo de este método es determinar el número de años que se tarda en recuperar el desembolso inicial.
Si representamos gráficamente la inversión:
Este criterio compara la inversión inicial con los flujos de caja. En el caso de que todos los flujos de caja sean iguales: Fi = F2 = F3 =....... = Fn = F, entonces el pla­zo de recuperación T se obtiene de la siguiente manera:
En el caso de que los flujos de caja sean diferentes, T se obtiene acumulando los diferentes flujos de caja hasta llegar al desembolso inicial.
            Si el número de años no da un resultado exacto, se hace una aproximación con­siderando que el flujo de caja se recupera de manera continua durante el año. Así, por ejemplo, si en este periodo se recuperan 600 € y faltan 200 € para llegar al desembolso inicial, se considera que los 600 € se van recuperando de forma constante durante el año y, por tanto, los 200 € se habrán recuperado cuando haya pasado 1/3 del año, es decir, en 4 meses.
            Para seleccionar una inversión siguiendo este criterio, se elegirá la que dé un valor de T más bajo y se rechazarán aquellos proyectos en los que no se recupe­re la inversión inicial.

MÉTODOS DE SELECCIÓN DINÁMICOS
            Estos métodos tienen en cuenta el momento concreto en que se produce la entrada o salida de las cantidades monetarias. Suponen un planteamiento mucho más realista que el método anterior, ya que no consideran comparables cantida­des que se obtienen en momentos diferentes. Dos cantidades monetarias que se obtienen en un tiempo diferente tienen distinto valor, ya que el dinero puede capi­talizarse a un tipo de interés determinado y, además, el poder adquisitivo del dinero varía a causa de la inflación.

• Criterio del valor actual neto (VAN) o valor capital (VC)
            Consiste en actualizar todos los flujos netos de caja al momento actual (momento 0) y obtener el valor capital en este momento. Las cantidades se deberán sumar o res­tar según representen entradas o salidas monetarias provocadas por la inversión.
            Si se considera que cada año el flujo neto de caja es diferente y que la tasa de actualización o descuento también es diferente para cada uno de los periodos futuros, se deberá trabajar con la fórmula siguiente:
En el caso de que el tipo de actualización o descuento sea el mismo para todos los períodos, la expresión VAN quedará como sigue:
Si el resultado del VAN es negativo, significa que la suma total de las salidas que provoca el proyecto de inversión es superior a la suma de las entradas, valoradas todas las cantidades en un mismo instante, en este caso el momento inicial. Por tanto, la inversión no se efectuará.
            Si el resultado del VAN es positivo, significa que la suma actualizada de todas las entradas de cantidades monetarias que provoca la inversión es superior a la suma actualizada de las salidas. Por tanto, la inversión se puede hacer.
            El criterio para seleccionar una inversión según el VAN es escoger, de entre las que tienen un valor positivo, aquella que lo tenga más alto; si el VAN da como resultado cero, la inversión es indiferente.

• Criterio de la tasa de rentabilidad interna o tasa interna de retorno (TIR)
            La TIR es la tasa de actualización o descuento, que se representa con r, y que hace que el valor del VAN sea 0.
            Calculamos el valor de la TIR de la siguiente manera:
El valor de r proporciona una medida de la rentabilidad de la inversión. Para seleccionar una inversión se debe comparar esta tasa de rentabilidad con el tipo de interés de mercado, i. Las posibilidades son tres:
Si r > i conviene hacer la inversión, ya que se obtiene una rentabilidad superior a la de mercado; el VAN dará un resultado positivo y la empresa obtendrá un bene­ficio de su inversión.
Si r = i la inversión es indiferente y la empresa no ganará ni perderá con la inver­sión; los resultados obtenidos únicamente permitirán recuperar la inversión.
Si r < i la inversión no interesa, ya que la rentabilidad que se podría obtener es inferior a la de mercado, de tal forma que sería más conveniente dejar el dinero en el banco.
            De entre todos los proyectos de inversión para los cuales r es mayor que i, se ele­girá aquel que tenga un valor de r superior.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada