El impacto social y ambiental de la empresa

DOMINGO, 16 DE OCTUBRE DE 2011

El impacto social y ambiental de la empresa

No hay duda de que las empresas tienen un impacto fundamental sobre la economía de un país pues producen la mayor parte de los bienes y servicios que se necesitan. Sin embargo no siempre se tiene en cuenta el impacto de la empresa en el medio social y ambiental.

En el argot económico este impacto se conoce como externalidad negativa lo que conlleva un coste social que afecta a aquellas personas que sin estar involucradas directamente en el acto de consumo ni de producción se ven perjudicadas sin que la empresa les indemnice por ello. Además estos costes son muy difíciles de cuantificar.

Para medir el valor de los bienes y servicios que produce una empresa existen instrumentos objetivos (la contabilidad de la empresa). Para medir el impacto social o ambiental no existen medidas objetivas tan claras.

Aún así la concienciación cada vez mayor de la sociedad sobre la influencia de las empresas ha llevado a desarrollara instrumentos que intentan medir los efectos de la actividad empresarial sobre la sociedad y el medioambiente.

El balance social.

A diferencia de lo que ocurre con el balance contable, el balance social no es un documento oficial sino que es totalmente voluntario y la forma de elaborarlo puede diferir mucho de unas empresas a otras. Su objetivo es hacer un balance de las contribuciones de la empresa al entorno.

El balance social se elabora recogiendo información sobre distintos aspectos como son: satisfacción de los trabajadores, satisfacción de los clientes, satisfacción de los proveedores, empleos indirectos vinculados a la empresa, contribución al desarrollo económico de la región…

Normalmente esta información se obtiene mediante encuestas, y los resultados obtenidos se comparan con los valores que la empresa desearía obtener en estos aspectos y con los resultados de años anteriores. Por ello, aunque la forma concreta de elaboración del balance social sea diferente en cada empresa, lo importante es que éstas pueden comparar a lo largo del tiempo cómo evoluciona su relación con el entorno e intentar mejorar.

La auditoría medioambiental

Una auditoría medioambiental es un estudio profesional del impacto medioambiental de una empresa o de un proyecto concreto elaborado por la misma.

Estos estudios son importantes porque la mayoría de los impactos que la empresa produce sobre el medio ambiente no se reflejan en sus resultados monetarios contables. Son las llamadas externalidades (en este caso negativas en la producción).

Las auditorías medioambientales miden los efectos de la empresa en cuanto a las emisiones contaminantes, los efectos sobre el ecosistema (vegetal y animal), el impacto sobre el paisaje, la repercusión sobre espacios protegidos…

Además las auditorías medioambientales analizan el cumplimiento de la legislación ambiental autonómica, nacional, y de la Unióneuropea, que cada vez es más exigente. Sus análisis se basan en datos objetivos y se concretan en la emisión de un informe de impacto ambiental.

Las principales externalidades provocadas por las empresas, que conllevan estos costes para la sociedad son:

Contaminación del aire, del agua y del suelo mediante los vertidos de gases y residuos, modificación del equilibrio ecológico y agotamiento de los recursos naturales no renovables. Por todo ello la empresa tiene una responsabilidad medioambiental.

Enfermedades laborales, por lo que la empresa tiene una responsabilidad en materia de salud y seguridad laboral, y en materia de higiene y prevención de riesgos laborales.

Desempleo en épocas de crisis y condiciones laborales duras y a veces extremas o totalmente ilegales como la explotación de mano de obra infantil o la contratación de inmigrantes sin papeles en condiciones denigrantes que atentan contra la dignidad y los derechos fundamentales de las personas.

La baja calidad de los productos: a veces la necesidad de reducir costes hace que se produzcan bienes de baja calidad que incluso pueden llegar a ser perjudiciales para la salud de los consumidores. La empresa tiene la responsabilidad de mantener un mínimo de calidad aceptable de sus productos y servicios, así como la de cumplir con las garantías del bien o servicio que comercializa y proteger los derechos de los consumidores.

Obtención de beneficios ilícitos, lo que perjudica a la masa social a través de fraudes y corrupciones que se concretan en conductas constitutivas de delito como la malversación, la falsedad documental,…

Inducción al consumo en masa, innecesario y superfluo. En ocasiones no se produce lo que la sociedad necesita y los consumidores demandan, sino lo que es económicamente rentable.

La responsabilidad social de la empresa y los código éticos

Tradicionalmente se ha considerado que la responsabilidad social de la empresa se limitaba a cumplir la ley. El objetivo de la empresa era únicamente obtener beneficios, lo que contribuiría solo indirectamente a mejorar el bienestar social, ya que para conseguir ese objetivo la empresa buscaría un producto mejor y más barato.

Sin embargo cada vez se extiende más la teoría social de la empresa y la doctrina de que la empresa debe tener también consideraciones éticas al llevar a cabo su actividad. Por supuesto, la empresa tiene que cumplir las leyes de cada país, pero a veces esto es insuficiente y debe extender su compromiso social más allá de las leyes. Es ahí donde entran en juego consideraciones éticas, propiciando que la empresa deba preguntarse si paga salarios dignos, si las condiciones de trabajo son aceptables, y cumplen unos mínimos, si está siendo respetuosa con el medioambiente….

En los países menos desarrollados, donde las leyes no suelen proteger suficientemente los derechos de los trabajadores, es especialmente importante que las empresas introduzcan códigos éticos y que se aplique la responsabilidad social corporativa. Muchas veces esta responsabilidad no surge espontáneamente de las empresas, sino que es la presión social y la exigencia de los consumidores la que les obliga a adoptarla. A largo plazo la imagen de la empresa sale reforzada tras la aplicación de criterios de responsabilidad social, y por tanto económicamente también será rentable.

Categories10