Contenidos para la preparación del examen de selectividad. El pase a la Universidad.


Cerca de 1000 temas desarrollados. El portal de referencia para el estudiante de bachillerato. Año 2 -











Preparar la selectividad pretende ser una herramienta que facilite al alumno de bachillerato la preparación de los exámenes de la selectividad. Exámenes que en buena parte dirigirán y enfocarán el futuro académico y profesional del alumno.


El acceso a la universidad comienza con la realización de estas pruebas. La necesidad de alcanzar una calificación que permita comenzar los estudios universitarios deseados, llena de una presión exagerada al estudiante.


Sería necesario por parte de los docentes inculcar al alumno que el examen de selectividad "no es nada del otro mundo" es una examen más, como muchos que se han hecho a lo largo del año. La única diferencia es que se realizan muchos exámenes en tres días. Pero el porcentaje de aprobados está ahí

miércoles, 21 de septiembre de 2011

La empresa como unidad económica

Podemos definir la empresa desde múltiples puntos de vista o enfoques. Uno de los más utilizados es el enfoque de la teoría económica, y así definir la empresa como unidad económica de producción, entendiendo por producción cualquier proceso que tenga como finalidad crear o poner a disposición de los ciudadanos los bienes y servicios necesarios para la satisfacción de sus necesidades. Además hemos de tener en cuenta que cuando hablamos de producción nos referimos tanto a bienes materiales como inmateriales.

En esta línea una definición de la empresa podría ser: “El conjunto de elementos humanos, técnicos y financieros, organizados y coordinados (por la dirección), orientados a la obtención de una serie de objetivos, actuando siempre bajo condiciones de riesgo.”

Además de esta visión economicista, debemos considerar la dimensión social de la empresa, dado que ésta se desenvuelve en una sociedad que le afecta y a la que afecta, cumpliendo también una función social de contribuir al progreso, desarrollo y mejora del bienestar de la sociedad.

Para analizar la evolución de la empresa, hay que decir que su estudio lo llevamos a cabo en el marco del sistema económico capitalista, y considerándola, por tanto, un órgano de dicho sistema.

Elementos de la empresa

Hemos definido la empresa básicamente como un conjunto de elementos interrelacionados. Dichos elementos se pueden agrupar en tres categorías:

1ª- Elementos humanos o personas: podemos distinguir tres grupos:

- propietarios del capital o socios.

- Administradores o directivos.

- Trabajadores o empleados.

2ª- Elementos materiales o bienes: son los bienes económicos que constituyen el patrimonio de la empresa, pudiéndose clasificar según su vinculación al ciclo productivo de la empresa en:

- bienes duraderos (edificios, terrenos, bienes de equipo....)

- bienes no duraderos (energía, materias primas,...........)

3ª- Elementos inmateriales, no tangibles, tales como:

- La organización, entendida como el conjunto de relaciones de autoridad, coordinación y comunicación que rigen la actividad del grupo en sí y con el exterior.

- Los objetivos y metas que persigue la empresa.

- La imagen pública y las relaciones exteriores de la empresa con los clientes, Estado, instituciones financieras...

- El Know-how o conocimientos técnicos y económicos, capacidades, experiencias e información que posee la empresa y que permite el desarrollo de la actividad empresarial.

- Cultura de la empresa: todo el conjunto de valores, creencias, ideologías, costumbres, etc. que constituyen el “alma” de la empresa. Es algo intangible que va a marcar todas las actuaciones de la empresa y va a determinar su filosofía; y ese intangible que es cono el subconsciente de la compañía quedará materializado en una serie de elementos como las normas, signos, leyendas, rituales, etc. de la organización.


Funciones de la empresa

En términos generales, la función de la empresa es generar bienes y servicios en condiciones de eficiencia económica, esto es, crear valor, utilidad o riqueza.

Para el estudio científico de esta función se ha acuñado el término de LA CADENA DE VALOR:

Según M. Porter la cadena de valor es una forma de análisis de la actividad empresarial mediante la cual una empresa desagrega su actividad global en diferentes partes con el objetivo de identificar fuentes de ventaja competitiva en las actividades que generan valor a los productos y servicios de la empresa.

Se pretende en cada una de esas actividades obtener la máxima rentabilidad, reduciendo todo lo que sea superfluo; de esta forma, si la empresa lo logra consigue desarrollar e integrar las actividades de su cadena de valor de forma menos costosa y mejor diferenciada de sus rivales.

Tres elementos básicos en el análisis de la cadena de valor:

· Actividades primarias básicas: aquellas que tienen que ver con el desarrollo del bien o servicio que ofrece la empresa, como su producción, distribución, comercialización y servicio post-venta.

· Actividades de soporte a las actividades primarias: administración, organización de recursos humanos, desarrollo tecnológico, contabilidad, control de calidad, etc.

· El margen o diferencia entre el valor total y los costes totales que la empresa ha tenido para generar ese valor (valor añadido). Según como sea este margen la empresa puede ver qué actividades son rentables y cuales no, de forma que si alguna no lo es puede plantearse la opción de subcontratarla a otra empresa externa (outsourcing).

Para llevar a cabo esta función principal de creación de valor la empresa realiza otras funciones como son:

1. Anticipa o descuenta el producto nacional creando rentas individuales, ya que antes de vender el producto a un precio incierto ha debido pagar a los factores productivos para su elaboración.

2. Organiza y dirige la producción con la limitación de la intervención pública y dentro del marco jurídico.

3. Asume los riesgos propios de una actividad emprendedora e innovadora que genera riqueza.

Objetivos de la empresa

Antes de establecer los objetivos, la empresa debe establecer la misión y la visión de la organización:

La misión es el motivo, propósito, fin o razón de ser de la existencia de una empresa u organización porque define: Se da respuesta a las siguientes preguntas:1) ¿A qué te dedicas? 2) ¿Qué características te describen? 3) ¿Qué funciones desempeñas? 4) ¿Qué valores tienes? 5) ¿Qué es lo que estás formando?

La visión se define como el camino al cual se dirige la empresa a largo plazo y sirve de rumbo y aliciente para orientar las decisiones estratégicas. Se da respuesta a las siguientes preguntas: 1) ¿A dónde quieres ir? 2) ¿Qué estás dispuesto a hacer para obtener eso? 3) ¿Qué es lo que quieres lograr en el futuro?

Los objetivos propiamente dichos son aquellos que desea conseguir una empresa durante un periodo de tiempo concreto, es decir, son las metas escogidas una vez analizado su entorno.

Debemos considerar que los objetivos de la empresa van a reflejar los objetivos de las personas que la conforman Podemos considerar a la empresa como una comunidad de intereses. Cada persona, ya sea propietario, directivo, trabajador, cliente, proveedor…espera conseguir unos objetivos con su participación en la empresa, teniendo en cuenta sus propias necesidades e intereses.

Por tanto los objetivos de la empresa pueden clasificarse en dos grupos:

a) El objetivo primario: es la meta principal de la organización, y no puede ser otro que el de la propia supervivencia y desarrollo de ésta. Por otra parte, este objetivo primario sólo se logrará en la medida en que se obtengan los secundarios, ya que como se ha dicho la empresa es un medio destinado a proporcionar ganancia a los individuos que la integran o que de alguna manera se relacionan con ella.

b) Los objetivos secundarios: son los de los grupos interesados en la existencia de la empresa, los “grupos de interés” o stakeholders.

Además las áreas funcionales también generan sus propios intereses y metas (los objetivos de producción son distintos a los de ventas y a los financieros).

Por tanto los objetivos de la empresa, y sobre todo la importancia relativa de cada objetivo va a depender mucho de la fuerza, del poder y de la influencia que tengan las distintas personas y grupos.

En general, los objetivos de la empresa y su jerarquización, deben intentar compatibilizar el máximo de intereses posible, de forma que todos los miembros de la empresa los consideren justos y equitativos y que les pueda resultar provechoso alcanzarlos. Por eso es tan importante establecer claramente un orden de prioridad en los objetivos a alcanzar y que estos sean definidos de forma precisa, deben ser claros y en la medida de lo posible cuantificables, lo que facilitará la posterior medición de los resultados. Es también esencial marcar un plazo concreto para la consecución del objetivo.

Podemos concretar una serie de objetivos como son:

Incrementar la obtención de beneficios, la cifra de negocios, la rentabilidad, la productividad, la solvencia, la liquidez, incrementar el volumen de producción o de los servicios prestados, el incremento de las ventas, de la cuota de mercado, participar en nuevos negocios, en nuevos mercados, la absorción o fusión de empresas, la participación de empresas para conseguir algún tipo de control, la innovación, reducción de costes, del endeudamiento, el respeto y la conservación del medio ambiente, la creación de puestos de trabajo, el desarrollo de una localidad, región o país, el incremento de la renta de sus habitantes, fomentar la conciliación de la vida laboral y familiar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada